La idea de hacer un sake en México, surge de nuestra pasión por la cultura y gastronomía japonesa.

Después de muchos kilómetros recorridos y muchas horas de sobremesa, encontramos que el sake es la mejor opción para acompañar los alimentos.

A partir de nuestra fascinación y todo lo que engloba esta inigualable bebida artesanal, así como nuestro compromiso por cambiar la conversación de Sinaloa y México dentro y fuera del país, decidimos crear NAMI, el primer sake mexicano, hecho en Culiacán Sinaloa.

Intersección 12
Intersección 13

Encontrar a la persona indicada para alcanzar la meta de hacer el sake de la mas alta calidad elaborado fuera de Japón fue complicado. Después de una exhaustiva búsqueda, apareció el Sr. Munetama Nakashima, responsable comercial y de la expansión de Nakashima Sake Brewery, una pequeña sakeria familiar con mas de 300 años en la prefectura de Gifu, Japón.

 

 

El fue el único que creyó en nuestro sueño; Hacer un Sake de la mas alta calidad en México.

El Sr. Munetama Nakashima fue quien nos enseño el proceso tradicional de elaboración de sake y ayudo a seleccionar y comprar en Japón los equipos y maquinarias con los que actualmente contamos.

También nos ayudo a encontrar a un Toji o maestro sakero japonés, Yamada San, quien nos ayudo a definir la personalidad de NAMI.